Piensas ubicar tu oficina desde casa, entonces considera estos 4 puntos para tener una mayor productividad

Piensas ubicar tu oficina desde casa, entonces considera estos 4 puntos para tener una mayor productividad

¿Estás planeando llevar tu oficina a tu casa?

Con esta decisión ya diste el primer paso a un gran cambio y esa decisión conlleva a tomar otras muy importantes.

Ya sea que tu nueva oficina en el hogar esté ubicada en un anexo, un dormitorio pequeño o simplemente en la esquina de una habitación, hay 4 aspectos esenciales que deberás considerar.

Si pasarás la semana completa de trabajo allí o incluso unas pocas horas, es importante que tu oficina en el hogar sea un lugar cómodo y atractivo para trabajar y que sea además un tiempo eficiente.

1) La ubicación es clave

Las oficinas en el hogar tienen diferentes formas y tamaños. Puede estar en una habitación separada, en un rincón tranquilo o incluso en la cocina.

La clave para seleccionar el lugar correcto es pensar dónde y cuándo haces tu trabajo.

Si eres una madre ocupada, un área de escritorio de cocina puede ser el lugar ideal para tu puesto de comando central.

Sin embargo, querrás seleccionar un espacio que esté alejado del flujo diario y las distracciones de tu hogar.

2) Permitir suficiente espacio

Asegúrate de dejar suficiente espacio para trabajar cómodamente.

Pregúntate si podrás moverte fácilmente de un lado a otro, ponerte de pie y sentarte desde tu escritorio.

Si bien esto puede parecer obvio, es fácil subestimar la cantidad de espacio que necesitas.

Para evitar esto, usa la misma regla de oro que usan los diseñadores profesionales para diseñar una estación de trabajo: deja por lo menos 150 cm de ancho y 210 cm de profundidad para tu movilidad.

3) Seleccionar un escritorio y una silla

Elegir el escritorio y la silla adecuados para tu oficina en casa es esencial. Selecciona un escritorio que sea lo suficientemente ancho para tu computadora y cualquier otra cosa necesaria para hacer tu trabajo.

Esto podría ser una bandeja de entrada, materiales de referencia o espacio para tomar notas. Idealmente, tu escritorio debería tener un mínimo de 120 cm de ancho.

Sin embargo, si todo lo que necesitas es una computadora portátil, puedes adaptarte con menos.

Elige un escritorio que no sea demasiado alto: 70-75 cm de alto es un rango aceptable.

Invierte en una silla de buena calidad que sea cómoda y ajustable, si te es posible que sea ergonómica mejor, tu cuello y espalda te lo agradecerán.

4) Almacenamiento y estanterías

El almacenamiento a menudo se pasa por alto al diseñar una oficina en casa y realmente puede afectar tu productividad.

Asegúrate de incluir suficientes estanterías, archivadores o armarios para tus necesidades de almacenamiento.

Ten en cuenta tu flujo de trabajo: qué entra, dónde se quedará mientras se está trabajando y dónde termina cuando se complete.

Coloca tu bandeja de entrada en o junto a tu escritorio. Mantén tu trabajo actual al alcance de la mano.

Ubica tu sistema de archivo cerca. No olvides los materiales de referencia: si utilizas manuales, catálogos o libros de referencia, ubica un estante cerca de tu escritorio para tenerlos a la mano.

Tip adicional: Nunca subestimes la idea de la renta de oficinas tipo coworking. Llegará ese día que necesitarás un respiro, una vista diferente, reunirte con colegas o clientes pero fuera de tu hogar.

Este tipo de lugares, como los que ofrece Network Oficinas no solo son asequibles sino que te brindan una serie de elementos que valen la pena considerar cuando de presencia corporativa se trate.

Ten presente que aún cuando seas tu el único elemento de tu empresa… representas una marca que hay que cuidar con esmero y contar para ello con una oficina de este estilo es factible y se ajusta perfecto a tu nuevo modelo de negocio de trabajar desde casa.

Visita: Network Oficinas, La tertulia Godin Soundcloud

Show Buttons
Hide Buttons