Atributos clave del acero A36

Atributos clave del acero A36

El acero es uno de los metales más comunes utilizados para la fabricación de estructuras metálicas y aplicaciones estructurales.

Es fuerte, resistente, dúctil, formable y soldable.

Como hay muchos tipos diferentes de acero disponibles, cada uno con propiedades químicas y mecánicas únicas, es importante conocer algunos de los atributos clave del acero A36.

La composición química del acero A36 deriva de un acero bajo en carbono.

Los aceros bajos en carbono se clasifican por tener menos de 0.3% de carbono en peso.

Esto permite que el acero A36 se mecanice, suelde y forme fácilmente, por lo que es extremadamente útil como acero de uso general.

El bajo nivel de carbono también evita que el tratamiento térmico tenga mucho efecto sobre el acero A36, en donde a su vez tiene pequeñas cantidades de otros elementos de aleación, incluidos manganeso, azufre, fósforo y silicio.

Estos elementos de aleación se agregan para dar al acero A36 sus propiedades químicas y mecánicas deseadas.

Como A36 no contiene grandes cantidades de níquel o cromo, no tiene una excelente resistencia a la corrosión.

El acero A36 se designa por propiedades mecánicas, esto significa que, si bien la mayoría de los grados deben tener aleaciones adicionales que se ajustan entre ciertos porcentajes, el acero A36 debe cumplir con estándares mecánicos específicos.

Por ejemplo, las barras y placas de acero deben tener un límite elástico mínimo de 36,000 libras por pulgada cuadrada.

Si bien hay algunos requisitos de composición química que debe cumplir el acero A36, la característica más importante es el requisito de resistencia a la fluencia.

El acero A36 puede tener una resistencia máxima a la tracción de 58,000 a 79,800 psi.

La resistencia a la tracción final exacta está determinada por una variedad de factores tales como la composición química y el método de formación.

El acero A36 es relativamente dúctil y puede alargarse a alrededor del 20% de su longitud original cuando se realizan pruebas de tracción.

Su ductilidad y resistencia también le otorgan una excelente resistencia al impacto a temperatura ambiente.

El acero A36 está hecho de forma similar a la mayoría de los aceros al carbono.

Primero, el mineral de hierro y el carbón se combinan en un horno. Las impurezas se queman y los elementos de aleación se agregan al acero fundido. Una vez que se logra la composición química del acero A36, se solidifica en un lingote rectangular.

El acero A36 normalmente se lamina en caliente. Esto significa que está formado hasta sus dimensiones finales al usar rodillos mientras el lingote está a una temperatura elevada.

El acero A36 se utiliza en muchas industrias diferentes para una variedad de aplicaciones debido a su costo relativamente bajo.

Además, como se mencionó, las propiedades mecánicas lo hacen particularmente adecuado para aplicaciones estructurales.

Muchos puentes están construidos con acero A36. Del mismo modo, los edificios se crean con frecuencia con acero A36 debido a su alta resistencia y dureza.

El acero A36 también se utiliza para componentes en las industrias de automoción, construcción, equipos pesados, petróleo y gas.

Encuentra más en: YouTube, Metalitec, Proceso

Show Buttons
Hide Buttons